Fotografía cortesía de China Daily.

Los partidos de la Copa Mundial de Fútbol de 2018, en Rusia, han contado con la asistencia de aproximadamente 100 000 ciudadanos chinos, según una publicación de la televisora CGTN. Antes del inicio de la competición, la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) anunció que China fue el noveno país que más entradas para los juegos compró durante la preventa.

Hasta el 7 de junio, la FIFA había vendido 2 403 116 boletos a fanáticos de todo el mundo para ver los partidos. La mayoría fue comprada por ciudadanos rusos (871 797), y siguieron ciudadanos de EE.UU. (88 825), Brasil (72 512), Colombia (65 234), Alemania (62 541), México (60 302), Argentina (54 031), Perú (43 583), China (40 251), Australia (36 359) y Reino Unido (32 362).

Los turistas chinos están generando ganancias de $194,74 millones para el país anfitrión de esta Copa Mundial, informó el medio oficial China Daily el pasado 21 de junio.

Empresas chinas invierten en el Mundial

Los patrocinadores chinos han invertido, de acuerdo con otra noticia publicada el 22 de junio en China Daily, $835 millones en publicidades desplegadas durante los juegos. El gasto de las empresas del gigante asiático duplica al del siguiente país, Estados Unidos ($400 millones). Este esfuerzo publicitario de los negocios chinos tiene que ver con su deseo de globalizarse y entrar en nuevos mercados a través de la exposición que la Copa Mundial ofrece.

El sistema mediático chino, añade el escrito de China Daily, también se ha destacado por tener una amplia representación en los juegos. De hecho, una de las delegaciones periodísticas más grandes en Rusia es la de China, a pesar de que la nación asiática no compite en este Mundial.

“Según la Televisión Central de China, la emisora ​​que tiene la transmisión exclusiva de la Copa del Mundo en China, más de 128 millones de espectadores, casi el 10% de la población, sintonizaron para ver el partido inaugural en múltiples canales”, agrega la publicación.

Jugadores de la Superliga de China en el Mundial

Nueve jugadores extranjeros de la Superliga de China han competido en Rusia, lo que ha mantenido a los fanáticos entusiasmados.

Axel Witsel, del equipo Tianjin Quanjian, y el exjugador de Mónaco y Atlético de Madrid, Yannick Carrasco, son mediocampistas en la Superliga de China y han jugado con Bélgica durante el Mundial.

La selección nacional de Nigeria incorporó, para el campeonato ruso, al delantero Odion Ighalo, del equipo Changchun Yatai, y al centrocampista John Obi Mikel, quien está fichado en el equipo Tianjin Teda.

Javier Mascherano, del Hebei China Fortune, fue incluido en la selección de Argentina; Renato Augusto, mediocampista del Beijing Sinobo Guoan, ha acompañado al equipo brasilero; Jose Fonte, del Dalian Yifang, ha competido con Portugal; Dusko Tosic, del club Guangzhou R&F, ha jugado con Serbia; y Kim Younggwon, del club Guangzhou Evergrande Taobao, se ha destacado con Corea del Sur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here