La Oficina de Asuntos Civiles de Shanghái informó que espera que más de 6 millones de personas se trasladen en la ciudad durante la Festividad de Qingming con el propósito de visitar cementerios y honrar a sus fallecidos. Las autoridades locales esperan que 840 000 vehículos se sumen la tráfico regular, según un comunicado en la página web de la oficina.

Especialmente en el día de mayor participación, el 5 de abril, habrá autobuses que conectarán las salidas del metro con 44 cementerios operativos en la ciudad. Se calcula que solo este día más de 2.4 millones de visitantes acudirán a los cementerios.

En grandes ciudades como Beijing y Cantón, así como en otras regiones menos pobladas del país, millones también respetan esta tradición.

¿Qué es la Fiesta de Qingming?

Tumbas en la Festividad de Qingming

Una de las celebraciones que mayor arraigo tiene en China es la conocida Festividad de Qingming, que puede ser el 4 o el 5 de abril. Esta fecha es señalada también como el día de las tumbas, día de los muertos o día de la limpieza porque las familias visitan los cementerios para honrar a sus antepasados con rezos y asear sus lugares de reposo.

La tradición más importante es barrer las tumbas. Las familias retiran las hierbas que han crecido alrededor de la lápida y añaden tierra nueva y fresca para mostrar afecto por la persona que partió.

Llevar la comida favorita de la persona, papel dinero falso y hasta piezas de ropa para hacer sacrificios es parte de la costumbre. Los alimentos y los objetos son quemados para que el espíritu del ser amado no tenga necesidades.

El recuerdo nostálgico de un ser querido se mezcla con la alegría de los días primaverales. Muchas familias comen juntas, pasean y vuelan cometas.

Familias comparten alimentos durante la Festividad de Qingming

El origen de Qingming

De acuerdo con el medio oficial China Daily, los inicios de esta celebración se remontan al año 636 antes de Cristo.

En aquella época, un príncipe llamado Chong’er, quien luego se convertiría en el duque Wen del estado de Jin (provincia de Shanxi en la actualidad), padeció un exilio de años y, en uno de sus viajes, quedó sin alimentos. Uno de sus seguidores, Jie Zhitui, le ofreció una sopa que preparó luego de cortar un trozo de su propia carne. Chong’er quedó tan conmovido que prometió recompensar a su vasallo.

Jie, quien no deseaba honores ni dignidades, se retiró del servicio y se mudó a un bosque con su madre cuando el príncipe regresó a Jin y se convirtió en duque.

Pasaron los años y el duque, deseoso de ubicar a su sirviente para pagarle, tomó la sugerencia de sus generales e incendió el bosque en el que supuestamente permanecía oculto Jie. La búsqueda no acabó como el señor de esas tierras esperaba: Jie, en lugar de salir del espeso bosque, murió en el fuego con su madre.

Lleno de remordimiento y dolor, el duque Wen ordenó tres días de luto en memoria de Jie, durante los cuales, en ese condado, quedó prohibido usar fuego. Hoy todavía la ciudad es llamada Jiexiu (介休), nombre que significa “descansa Jie”.

En esa región, la práctica de recordar a un ancestro o fallecido honorable en estos días de primavera se consolidó y se extendió.

La forma actual de la Festividad de Qingming, respetada en toda China, se le acredita al emperador Xuanzong de Tang, en el año 732 después de Cristo. Este emperador, al ver que los ciudadanos de China realizaban costosas y extravagantes ceremonias para recordar a sus difuntos, estableció que podían realizar esos rituales solo en el día de Qingming.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here