Veinte artistas viajaron a las montañas de Sichuan para preparar las obras que donarán.

Por Bei Bei

Un conocido proverbio expresa que “la bondad suprema es como el agua”(上善若水). Proviene del taoísmo y significa que el agua beneficia todo sin buscar nada a cambio. La academia Minshan en Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, ha usado esta idea para titular una de sus últimas actividades, un viaje caritativo a las montañas con el objetivo de subastar las obras de pintores y ayudar a financiar los estudios de niños en condiciones de pobreza. Con este motivo, pintores de diferentes partes de China viajaron a las grandes montañas que quedan en el suroeste del país.

Esta es la séptima vez que famosos pintores realizan un viaje caritativo desde que la academia de Minshan lanzara la iniciativa en 2011. Este año, el evento reúne a unos 20 artistas de regiones diversas, entre ellas Beijing, Tianjin, Shanghái, Jiangsu y Zhejiang, quienes pudieron ver de cerca el paisaje de estas montañas y conocer, además, la situación local.

Según Yu Jiuyi, proveniente de la provincia de Zhejiang, Sichuan es un lugar ideal para plasmar paisajes de montañas y ríos. Explicó que los artistas han viajado para observar y recoger material, y luego van a desarrollar las obras que donarán.

Un pintor habitante de Sichuan, Liu Sanyu, quien ha participado en cada una de las iniciativas de este tipo que se han realizado, expresó que siente responsabilidad con los niños que viven en lugares remotos y no tienen los medios para estudiar. Cuando ha visto de cerca esa realidad, Liu ha reafirmado su convicción de que los artistas deben aportar algo a la sociedad y que la donación de su trabajo servirá para beneficiar a muchos jóvenes que tienen deseos de formarse.

El origen de los viajes caritativos

En 2008, la provincia de Sichuan fue afectada por un gran terremoto. De todas partes del país enviaron colaboraciones y ayudas para socorrer a las familias damnificadas, y el grupo Minshan decidió ofrecer también sus recursos. En 2011, la organización empezó a preparar este tipo de viajes caritativos.

“Como empresa, debemos tener responsabilidad social y tenemos que recompensar a la sociedad”, dijo el secretario del grupo Minshan, Wang Zhiying. Cada año, 40 estudiantes, al menos, son beneficiados por este programa. A lo largo de estos siete años el grupo Minshan ha financiado a 271 alumnos: cada uno recibe 5 mil yuanes anuales. El apoyo se extiende incluso a aquellos que necesitan subvenciones para matricularse en la universidad.

Encuentro con los niños

Este año, los pintores tuvieron en su agenda una visita a un centro educativo en las montañas. Al cabo de un viaje de varias horas en autobús, el grupo llegó a la escuela primaria de Gucheng,(古城小学)en el distrito de Wangcang(旺苍县). Para los estudiantes, el día fue una fiesta. Los niños se congregaron en torno a los pintores, quienes se manifestaron inspirados por la inocencia de los pequeños y por el paisaje local.

Los artistas escribieron para los niños caracteres chinos como “estudiar con ahínco” o un símbolo que se pronuncia “qin” y significa “diligente y laborioso”. Además, los visitantes tuvieron ocasión de realizar intercambios con los estudiantes: regalaron un dibujo o una caligrafía a cada pequeño y también apreciaron los trabajos realizados por los alumnos.

Chen Rudong, pintor de la ciudad Suzhou, opinó que las obras de los niños demuestran que estos tienen una visión “muy amplia”. A través de sus pinturas es posible apreciar su vida, sus aspiraciones y sus ideales, dijo Rudong, quien añadió que la expresión de los infantes está cargada de sinceridad y autenticidad, valores que necesita la sociedad.

La escuela de Gucheng queda lejos de la ciudad, pero sus autoridades aspiran a que sus estudiantes reciban la misma educación que los niños del medio urbano. El director de la institución, Yang Wuchao, dijo que su objetivo es capacitar a los niños tanto en el aspecto físico como en el mental para que puedan vivir mejor en el futuro. Para él, esta actividad sirve para inspirar a niños que provienen de familias en situaciones desfavorables para que piensen en un mañana mejor.

Como en años anteriores, una vez finalizado el viaje, se reúnen las obras creadas por estos 20 pintores para exhibirlas y ofrecerlas en una subasta benéfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here