Entrevista con Patricia Becerra, esposa del Cónsul General de México en Shanghái, Embajador Arturo Puente Ortega

0
605

Patricia Becerra Villaseñor, creció y estudió en la ciudad de México. Es Licenciada en Actuaría* por la Universidad Anáhuac y tiene una Maestría en Administración de Empresas por la Universidad de Dallas. Trabajó como profesora de matemáticas, traductora, en empresas de seguros y de comercio exterior. Conoció a su actual marido hace 20 años, hace 17 se casaron y desde entonces dejó su trabajo y le ha seguido a todos sus destinos diplomáticos. Tienen 5 hijos.

¿Que significa ser la mujer de un diplomático?
Mi experiencia es que es una vida de mucha actividad social. La gente te invita a muchos actos. Hay que aprender a balancear la vida privada con la vida pública.
Mi primer destino junto con mi marido fue en EEUU, donde mi esposo fue cónsul general en St. Louis, Missouri y en New Orleans, Louisiana. Allí teníamos pocos actos a la semana y esto nos permitió tener una vida familiar bastante normal y pasar tiempo con los hijos.
Al irnos a Líbano donde mi marido fue embajador, cada día teníamos alguna actividad: días nacionales, cenas, bailes, galerías, todo lo que puedas imaginar. Los libaneses son muy espléndidos y como a nosotros nos costaba decir que no, cada vez nos invitaban a más y más eventos, terminamos yendo prácticamente a un acto diario. Esto empezaba a afectar nuestra vida familiar así que al tercer año ya decidimos que lloviera o tronara al menos los domingos los pasábamos con la familia. Es necesario reservarse tiempo para estar con la familia.
Más adelante cuando nuestros hijos ya estaban en la universidad, viajamos ya solos a Tailandia, Puerto Rico y ahora China, que es el último destino de mi marido antes de jubilarse.

¿Qué da como resultado ser hijo de diplomático?
Nosotros hemos tenido la suerte de que para nuestros hijos ésta haya sido una buena experiencia, fueron buenos estudiantes y tienen muchos amigos, han conocido el mundo, han aprendido idiomas y les gusta viajar. Pero también conocemos algunos casos en los que estos cambios afectan negativamente a los chicos, especialmente a los adolescentes.

Viajar es muy bonito y enriquecedor pero… ¿Tantos cambios pueden llegar a cansar?
Hay que tener una personalidad un poco especial para ser feliz con este tipo de vida. Hay que saber adaptarte a lo nuevo y aprender a aceptar que hay que dejar a la familia y a los amigos cada vez que cambias de destino. Aunque afortunadamente, con las nuevas tecnologías es más fácil mantenerse en contacto que hace 30 o 40 años que cuando te ibas de un sitio difícilmente volvías a contactarte con esas personas. Ahora es mucho más fácil conservar las amistades que haces a lo largo del camino. Cuando nos vamos de un sitio siempre digo que no lloraré pero siempre acabo llorando. El aspecto positivo es que cada vez que cambias de sitio tienes la oportunidad de hacer nuevos amigos y tener nuevas experiencias.
Este tipo de vida exige ser realista, cuando llegas a un sitio ya sabes que sólo vas a estar allí por un periodo de tiempo limitado. Aun así, conozco muchos casos de esposas de diplomáticos que sufren mucho. Hay que tener en cuenta que las personas que hacen carrera diplomática eligen esta profesión porque les gusta este tipo de vida, pero sus parejas no siempre llevan tan bien estos cambios. Por suerte yo no sufro, lo veo siempre como una nueva aventura, una nueva experiencia.
Desde que conocí a mi marido ya sabía que él era diplomático y que uno de los imperativos de la carrera diplomática es viajar. A mí desde niña me gustaba viajar y la idea de que mis hijos conocieran otros países, otros idiomas y otras culturas siempre me había parecido atractiva.

Patricia becerra 2

Lleváis 17 años fuera de México ¿Normalmente no hay un máximo de años consecutivos de servicio fuera del propio país?
En cada país es distinto. Hay países en los que se hace volver a sus diplomáticos cada 3 ó 4 años y estar un tiempo trabajando en el país antes de volver a salir al extranjero. En México no hay una ley que marque esto, y aunque existe una recomendación de estar sólo 8 años fuera, en muchos casos como en el nuestro, se producen excepciones.

¿A qué te dedicas en tus ratos libres?
A mí me gustaba mucho trabajar. Cuando estaba en México trabajaba 12 horas diarias, al ir a EEUU pude trabajar menos y dedicar más horas a cuidar a mis hijos. Ahora que mis hijos están lejos, me gusta jugar tenis, organizar pequeños eventos, ayudar a mis hijos en lo que puedo desde la distancia. Nunca me aburro, me gusta estar ocupada. Hasta hace poco seguía haciendo traducciones pero ahora me gusta estar disponible cuando mi marido vuelve a la casa por la tarde y así poder pasar tiempo juntos.

Se os ve muy felices juntos a ti y a tu marido ¿Cuál es el secreto?
No hay hombre perfecto ni mujer perfecta. Todos tenemos defectos pero la verdad es que estamos muy contentos juntos. Creo que el secreto es tener gustos en común, nos gusta viajar, nos gusta jugar tenis y muchas otras cosas más. Nos divertimos mucho cuando estamos juntos, ése es el secreto.

¿Qué planes tenéis para el futuro?
Si no se amplía la edad de jubilación del servicio exterior mexicano, que actualmente es a los 65 años, dentro de dos años y medio Arturo se jubilará de la vida diplomática. Luego ya veremos, quizás iremos a México, a EEUU o quizá nos quedemos en China, dependiendo de las oportunidades que le surjan como consultor o como asesor. Si volvemos a México yo posiblemente también me buscaré un trabajo de medio tiempo para estar ocupada.

Con tu experiencia de vida ¿qué consejo puedes dar a las personas que llegan a China o a otro país donde la cultura sea muy distinta a la suya?
No hay un lugar perfecto ni un lugar horrible, la actitud es lo más importante. Cualquier lugar del mundo te ofrece cosas positivas. Uno debe enfocarse en lo positivo y no dejar que lo negativo te afecte demasiado, así se puede ser más feliz.

*La ciencia actuarial es una disciplina que aplica modelos estadísticos y matemáticos para la evaluación de riesgos en las industrias aseguradora y financiera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here