Entrevista con la Cónsul General de Brasil en Shanghai: «El trabajo en el Consulado me gusta mucho porque se ven los resultados prácticos, sobre todo a nivel humano»

0
292

Por Paulina Herrán
Ana Candida Perez es el nombre de la representante del gobierno brasileño en Shanghái, cargo que ocupa desde 2012. Su presencia como Cónsul General es fundamental, pues bajo su jurisdicción hay cerca de 4.000 nacionales brasileños que hacen presencia en la ciudad, dedicados a trabajar o a estudiar chino. En entrevista, expresa que está muy a gusto en ejercer su cargo en Shanghái, pues al revelar que es una persona pragmática, le gusta ver los resultados precisos que se logran en el Consulado frente al acompañamiento a los brasileños y en el asesoramiento de los chinos que se interesan por visitar o trabajar en Brasil. Los invitamos a conocer sus posturas frente al intercambio económico, cultural y social que hay entre Brasil y China:

 

 

¿Puede contarnos sobre su trayectoria personal y profesional?
CÓNSUL GENERAL ANA CANDIDA PEREZ: Llevo 34 años en la carrera diplomática, a la que ingresé como todos los diplomáticos brasileños por un concurso público que es promocionado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, es uno de los cuerpos diplomáticos más antiguos y tradicionales del continente americano. Yo he servido en varios cargos: el último fue como Embajadora de Brasil en Nigeria, que es un puesto muy importante para Brasil y fue también muy interesante para mi, pues fue bastante peculiar al ser yo la primera mujer Embajadora en el país. Ahora también soy la primera mujer Cónsul General de Brasil en Shanghái, que es un trabajo que me gusta mucho porque se ven los resultados prácticos, sobre todo a nivel humano, en donde se involucra a determinada persona o empresa y se puede ayudar en ese sentido. Eso es estimulante, pues el trabajo del consulado puede producir resultados inmediatos y concretos.

 

???????????????????????????????
Cónsul General de Brasil en Shanghái, Ana Candida Perez

He tenido una carrera bastante diversificada, pues trabajé con temas multilaterales, incluso en la delegación permanente de Brasil en la Organización de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), pero es la primera vez que me ocupo de temas de comercio y promoción de inversiones, porque mi carrera estuvo volcada sobre todo a los temas políticos. Ahora tengo la oportunidad de aprender, pues es una carrera muy interesante desde el punto de vista que cada día se aprende algo nuevo.

 

 

Cuáles son, a su juicio, los desafíos y prioridades para su gestión como Cónsul General de Brasil en Shanghái?
CGACP: En primer lugar, el Cónsul debe velar por los nacionales, estimamos que son quizás 4.000 brasileños en Shanghái, pero nuestra gestión también abarca las provincias de Jiangsu, Zhejiang, Anhui y Shandong. Debido al incremento de las inversiones entre Brasil y China hay un número cada vez mayor de brasileños que vienen al país a trabajar, son profesionales que están bien ubicados, es una comunidad que no tiene problemas. En el Consulado encuentran todos los servicios consulares para ellos: pasaportes, registros de matrimonio, de nacimiento, las procuraciones, las legalizaciones de todos los documentos comerciales, así que hay bastante trabajo para atender a la comunidad brasileña. El otro frente prioritario son las visas para los ciudadanos chinos que van a Brasil. Hay cerca de 250.000 chinos en Brasil, y cerca de 10.000 o 15.000 brasileños en China.
Así que es un reto para este Consulado, pues es una oficina que todavía tiene espacio para crecer, pues necesitamos estar siempre al ritmo del crecimiento de la demanda. Felizmente vamos a tener pronto un colega diplomático y tres Vicecónsules, porque la cantidad de visas tiene un incremento de más del 100% de un año al otro. Sólo de visas de turismo el incremento entre 2012 y 2013 fue de 125% y cada mes estamos casi batiendo récord en la recaudación consular: en junio obtuvimos US$ 250.000 por concepto de tasas consulares. Así que atender a la demanda de servicios de la comunidad y de los ciudadanos chinos que viajan a Brasil es prioritario, porque uno puede hablar mucho de comercio e inversiones, pero las cosas no suceden si no hay circulación de personas; así que esta es una actividad que es un medio, pero permite las actividades fines.

 

???????????????????????????????
La Cónsul ha servido durante 34 años en el cuerpo diplomático de Brasil

 

¿Cuál es la proyección del ámbito cultural para su gestión?
CGACP: Actualmente tenemos un programa de becas de la Biblioteca Nacional de Brasil para la traducción de autores brasileños; este año hubo la publicación de una novela de un escritor brasileño que actualmente tiene mucho éxito, Cristovão Tezza, que fue lanzado en marzo en Shanghái. Al respecto, yo diría que las cosas que dan resultados más a largo plazo y son más profundos en materia de intercambio cultural son los intercambios académicos y la publicación de libros. Hace poco tiempo tuve la oportunidad de participar en un debate cuando fue lanzado en la Feria Internacional del Libro de Shanghái una obra sobre Brasil de un escritor austriaco, Stefan Zweig, llamado «Brasil, país del futuro» y conversé con los editores de este libro, quienes comentaron que ya compraron los derechos de dos libros de dos escritores brasileños: Clarice Lispector y el poeta Carlos Drummond de Andrade, así que hay perspectivas de que nuestra literatura se vuelva más conocida en China.

 

 

Dentro de las estrategias de intercambio entre Brasil y China, ¿qué papel juega la cultura?
CGACP: En realidad los brasileños y los chinos nos conocemos muy poco y tenemos diferencias muy grandes en manera de pensar, en la tradición histórica y cultural, así que hay que hacer un esfuerzo grande para conocernos el uno al otro. De manera que los intercambios culturales son muy importantes y yo diría que, sobre todo, los intercambios académicos. Desde el año pasado, el programa lanzado por la presidenta Dilma Rouseff «Ciencia sin fronteras» ha traído a China un número considerable de estudiantes brasileños, que empezó en septiembre de 2013; ahora en septiembre de 2014 viene un segundo grupo de estudiantes para estudiar cursos de pregrado y de postgrado en universidades chinas.
Tenemos también algunos profesores brasileños de portugués que vienen con becas del gobierno brasileño, del Ministerio de Educación y del Ministerio de Relaciones Exteriores para enseñar el idioma y cultura brasileña en universidades chinas. El año pasado empezó en Shanghái un curso en la universidad de Fudan, y aunque todavía tenemos muy pocos, esperamos que este tipo de actividad pueda crecer.
Por otro lado, las universidades brasileñas tienen mucho interés en establecer alianzas con el Instituto Hanban (Instituto Confucio) y ya hay siete universidades brasileñas que tienen Institutos Confucio. La más reciente que firmó esta alianza aprovechando la visita del Presidente Xi Jinping fue la universidad de Campinhas, porque hay un gran interés de los jóvenes brasileños de aprender mandarín, pues es el idioma para los negocios, que se vuelve cada vez más necesario.

 

 

¿Cómo define las relaciones entre Brasil y China?
CGACP: Es una relación que se vuelve cada día más densa e importante. Desde el 2009 China se convirtió en el primer socio comercial de Brasil, y las inversiones de China en Brasil en sectores productivos en infraestructura, telecomunicaciones y energía están aumentando cada vez más. Desde el 2012 tenemos una alianza estratégica global; Brasil tiene pocos tipos de alianzas de este tipo y ahora con la visita del Presidente Xi Jinping en julio pasado se firmaron 54 acuerdos de diversos tipos, involucrando el sector oficial y el sector privado. También tenemos una alianza en ciencia y tecnología desde 1984 con un programa de satélites de asesoramiento remoto y vamos a tener más asociaciones en ciencia y tecnología e innovación. Vale mencionar que somos miembros de agrupaciones que tienen hoy día un perfil muy activo, que son los BRICS, el G20 y el BASIC, que es un grupo centrado en la cuestión del cambio climático.

 

 

¿Cómo observa el estado de la inversión china en Brasil?
CGACP: Brasil tiene un programa de atracción de inversiones extranjeras, infraestructura y logística, y China está participando de este proceso. El año pasado las empresas chinas de explotación de petróleo ganaron en una sociedad con Petrobras para la explotación de una de las regiones más promisorias del petróleo, Presal. StateGrid también está haciendo inversiones importantes en transmisión de energía eléctrica en Brasil.
Durante la visita del Presidente Xi se lanzó una alianza con Perú para construir una ferrovía que va a unir las regiones productoras de Brasil hacia el Pacífico. También se firmó un memorando de entendimiento de cooperación en transporte ferroviario con China. Estos son proyectos estratégicos para el desarrollo, no solamente de Brasil sino de América del Sur, que crecientemente gana importancia en la relación con China.

 

 

¿Cómo se recibe la llegada de la comunidad china a Brasil?
CGACP: Creo que de la misma manera los chinos que se van a Brasil logran integrarse porque el país los acoge, como acoge a todos los extranjeros, con mucha generosidad; allí experimentan una cultura distinta de la de ellos, pero les cautiva justamente por la apertura al extranjero, por la extrema generosidad y porque la presencia de chinos en Brasil también ayuda mucho al desarrollo de la relación comercial. No debemos olvidar que una cosa son los gobiernos, pero otra cosa son los intercambios entre sociedades, y mientras estemos trabajando solamente en el nivel oficial no podemos perder de vista que lo que hace la sustancia de las relaciones son los intercambios entre empresas, los académicos y la sociedad civil de ambos países.

 

 

¿Cómo se desarrollan las relaciones entre Brasil con los países vecinos?
CGACP: Todos tenemos un interés común en las alianzas con China; muestra de eso es el grupo de Cónsules de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) aquÍ en Shanghái que se reúne con regularidad. Tenemos una amistad entre nosotros y en todos hay unanimidad en que China es un socio muy importante en términos de comercio y las inversiones para el desarrollo de América Latina.

 

 

Por favor ofrezca un mensaje a la comunidad brasileña radicada en Shanghái
CGACP: Yo quiero agradecer el apoyo de la comunidad: cuando soy invitada por organizaciones como el Foro Brasil, que son los empresarios brasileños en China, y por los Profesionales Brasileños en China, yo estoy muy agradecida por su apoyo. Esta es una comunidad que está en una fase muy positiva porque está creciendo y son personas que están contribuyendo a esta relación Brasil-China, que es cada vez más productiva. Entonces mi mensaje es que continúen trabajando en este sentido, si bien no es fácil porque el idioma, la cultura, la manera de pensar y de trabajar son barreras. Aquí todo es muy distinto, entonces es un reto grande para los brasileños que están aquí, pero todos están confiados y optimistas. Personalmente no conozco ningún brasileño que no diga que la experiencia de estar en China es muy positiva, todos están felices de estar aquí y yo también estoy feliz aquí.
Aprovecho para invitarlos a inscribirse en la base de datos del Consulado, a través de nuestro website: http://xangai.itamaraty.gov.br, donde encontraran toda la información que le interesa a la comunidad y también le indica a los chinos como obtener paso a paso la visa para Brasil.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here