Lizzy González: «Mi tenacidad me ha permitido convertirme en empresaria en China»

0
686

Por Paulina Herrán, Revista Hola China

Lizzy González es una reconocida empresaria colombiana que ha hecho un admirable trabajo frente a las negociaciones entre empresas chinas y latinoamericanas, Ella se ha convertido en una de las mujeres con mayor potencial para llevar a cabo negocios en áreas como el automovilístico y de las materias primas; esto ha sido posible gracias a la inmersión que ha hecho en la cultura china, de la que ha aprendido muchísimo tanto en la forma de hacer negocios como en su vida diaria.

 

En esta entrevista, Lizzy nos da a conocer diferentes facetas de su forma de hacer negocios, así como nos cuenta cómo es el ser mujer en el mundo empresarial, y ofrece su mirada sobre cuál debería ser el futuro de los negocios entre Latinoamérica y China.

 

HOLA CHINA: ¿Quién es Lizzy González? ¿Puede contarnos un poco sobre su trayectoria personal y profesional?

LIZZY GONZÁLEZ: Yo me describiría en términos generales como una persona que siempre ha tenido interés por conocer otras culturas, por adentrarse en lo profundo de otros países; y cuando llegue a China fue uno de los motores: yo quería conocer más la cultura, por eso me puse a estudiar chino, porque sabía que la lengua sería el motivo que me ayudaría a lograr este objetivo.

Y, a través de mis conocimientos de chino y de la cultura china fui entrando más en este país, que en esos momentos estaba en el boom comercial y eso me llevo a meterme en el mundo de los negocios, y a entender todo el tema de los negocios internacionales y en China. Esto es lo que me ha llevado a ser lo que soy hoy: una empresaria que conoce bastante bien las relaciones comerciales con China, que ayuda a que muchas empresas en Latinoamérica para que puedan realizar sus negocios y a adelantar sus negociaciones con los chinos, y esto me ha dado muchas satisfacciones.

 

HC: ¿Cómo inició su empresa?

LG: Inicialmente yo llegué a Beijing, donde estudié chino en la Universidad de Lenguas y luego me fui a la Universidad de Economía. En ese entonces mi esposo, con quien yo había viajado a China, lo trasladaron a Shanghái; y en el año 2000 o 2001 el entonces Embajador de Colombia en China me pidió el favor que contactara a los colombianos residentes en Shanghái, pero aquí había muy pocos.

Inicialmente contactamos a un grupo de estudiantes colombianos y, a través de ellos, llegué a un empresario colombiano que había empezado a hacer negocios con China y él tuvo la idea que hiciéramos una especie de cámara de comercio. En ese momento fundamos una cámara de comercio de integración y allí conocí varios grupos empresariales colombianos que comenzaban a hacer negocios con China, los cuales me pidieron que les sirviera como intermediaria en las negociaciones. A partir de eso creé mi propia empresa, pues vi que había la oportunidad de hacer más relaciones comerciales, pero era necesario tener una empresa para formalizar esa relación comercial, por lo que decidí abrir mi empresa hace cinco años.

 

HC: ¿Qué tal es la experiencia de crear empresa en China?

LG: Pienso que es muy ventajoso si se tiene un buen conocimiento de la manera de hacer negocios en China y del potencial de los mercados, tanto chino como el suramericano, como ocurre en mi caso particular.

Obviamente se ha ido complicando en la medida en que más personas vienen a China y se abren nuevas empresas, lo que crea una competencia un poco más fuerte. Cuando yo llegué a China había muy pocos empresarios, por lo que en esa época era más fácil hacer negocios. Las facilidades para abrir una empresa también eran más sencillas, pues ahora es un poco más complicado, pero igual considero que se puede crear empresa en China.

 

HC: ¿Qué dificultades y ventajas tiene al trabajar entre China y Latinoamérica?
LG: Están presentes las dificultades culturales: en el mundo de los negocios también esta la parte cultural, pues en Suramérica hay aspectos que son diferentes y que tal vez en China no se entienden bien, como ciertos comportamientos, determinada manera de hacer las negociaciones y viceversa, lo cual puede crear algunos malos entendidos.

Las ventajas son muchas: la virtud es que China es un país que produce de todo y Suramérica le está comprando de todo, por lo cual hay muchas ventajas en cuestión de precios, por el reembolso de impuestos (tax refund) que tienen las empresas chinas, y Latinoamérica es un mercado de precios. Nosotros somos países donde el precio del producto es muy importante, por lo que en cuestión de precios y de calidades hay muchas ventajas en hacer negocios con las empresas chinas.

 

HC: ¿Qué ha aprendido sobre la forma de hacer negocios en China?

LG: He aprendido mucho, y son cosas que se aprenden en el campo, haciendo las negociaciones; por ejemplo, la forma de negociar los precios, el preámbulo que hay antes de hacer una negociación, la amabilidad de los chinos con los clientes. Sin embargo, debe evitarse hablar directamente de precios y de ciertas cosas, pues esto se hace al final, como se tiene que negociar para llegar al objetivo que uno quiere… Son muchas cosas que se van aprendiendo en el camino, que mientras más se hace, se aprende algo nuevo.

 

HC: Hace unos años fue nombrada como una de las mujeres extranjeras más influyentes de Shanghái. ¿Puede hablarnos más sobre esta nominación?
LG: Esto llegó a través de la Cámara de Comercio de Shanghái; ellos investigaron sobre las mujeres que tenían empresa registrada y que estaban haciendo negocios en China, y llegaron a mí. Una de las cosas que les impresionó, y pienso que es por lo que estoy en el libro, es por la tenacidad de convertirme en una empresaria en China y por abrir sola esta empresa; les impresionó mi sed por conocer la cultura china y la profundidad de meterme en la cultura de este país. De hecho, mi capítulo se llama “Immersion” -inmersión- que es pensar cómo piensan los chinos y es entender su cultura.

la foto 2

 

HC: ¿Qué dificultades y ventajas hay para una mujer abrirse paso en el mundo empresarial?

LG: Sigue siendo desventajoso para las mujeres; yo estoy en un mundo donde son muy pocas las mujeres que logran entrar, que es el sector automovilístico, el sector del aluminio, de las materias primas, que son sectores eminentemente de hombres. Pero, a la vez, es una desventaja que se convierte en ventaja porque siendo una de las pocas mujeres, gozo de una buena simpatía y de un cierto trato benévolo. Por esto, como mujer eso se puede convertir en ventaja.

 

HC: ¿Qué tipo de negocios cree que tienen potencial y todavía no se han llevado a cabo?

LG: En los últimos años se ha exportado mucho de China a Suramérica, pero tiene que ir hacia el otro lado, pues China necesita comprar lo que tiene Suramérica. Pienso que el negocio del futuro es traer productos para vender en China: en eso hay que enfocarse, pues ahora el mercado es China y es a los chinos a los que tenemos que venderles. Creo que Latinoamérica tiene mucha variedad de productos, no sólo en materias primas sino también en productos elaborados que se pueden vender bien aquí. Sin embargo, para esto se requiere de un buen marketing, desde luego.

 

HC: ¿Puede darle algún consejo a los empresarios jóvenes que están empezando a abrirse campo en China?

LG: Mi consejo primordial es tratar de entender este país. Estamos en China y los negocios hay que hacerlos de la manera china. Primero se debe entender la cultura, comprender la forma en la que milenariamente estas personas han hecho negocios, y aceptarla. En esa medida, debe irse adaptando a la manera que ellos tienen de hacer sus negocios y de esta manera todo va a ser más fácil.

Obviamente el conocimiento del chino ayuda mucho; los chinos se sienten muy contentos cuando ven que el extranjero que esta negociando con él habla chino, porque saben que el idioma tiene una enorme dificultad; esto ellos lo entienden y lo valoran, y les crea una enorme simpatía. Entonces el hecho de hablar chino, de respetar sus maneras y sus costumbres les va a dar muchas oportunidades y éxito en cualquier negociación que hagan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here