Entrevista a Daniela Sánchez, directora de la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio

0
414

Por Paulina Herrán, Revista Hola China

 

Daniela Sánchez

Daniela Sánchez Galvis es la directora ejecutiva de la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio. Es abogada de la Universidad de Los Andes (Bogotá, Colombia) e hizo un postgrado en Economía. Si bien no ha tenido la oportunidad de vivir en China, su acercamiento con el país asiático lo hizo a través de su visita en ExpoShanghai 2010, desde donde tomó contacto con la Embajada de Colombia en China y se vinculó con sus actividades.

A su regreso de China entró al proyecto de la Cámara, entidad creada desde hace cuatro años y que entró en operaciones desde hace tres. Desde allí, trabaja como encargada de apoyar las labores y construir las relaciones entre Colombia y China desde los ámbitos económicos, comercial y cultural.

En entrevista, la directora ejecutiva nos ofrece su visión en los temas relativos a la posición que ocupa Colombia con respecto al interés que tiene China en el país, el futuro de las relaciones comerciales, las potencialidades del país latinoamericano y los desafíos hacia el futuro.

 

HOLA CHINA: ¿Cuál es la labor de las Cámaras de Comercio, y para qué les sirve a quienes quieren hacer negocios con China?

DANIELA SÁNCHEZ GALVIS: Una cámara binacional se dedica principalmente en representar los intereses del grupo de afiliados ante las entidades nacionales e internacionales, puede ser gobierno, asociaciones o sector privado, o incluso también la academia. En definitiva, busca promover los intereses de un grupo que este interesado en el tema comercial o cultural.

La Cámara Colombo China de Inversión y Comercio vincula empresas afines: tenemos actualmente más de 105 empresas afiliadas y ha crecido bastante rápido debido a la circunstancia que vive Colombia del buen momento económico y también por el poderío económico que ha empezado a tomar China en los últimos años; eso unido a que China se ha convertido en el segundo socio comercial del país desde hace tres o cuatro años, que es lo que ha hecho que las relaciones se empiecen a consolidar mucho más. Es por esto que las empresas empiezan a mirar a Asia como un mercado potencial y a China como una posibilidad de abrir mercados.

pin colombia china

Básicamente trabajamos a través de contactos y de eventos, propiciamos el espacio para que personas hagan networking e intercambio de ideas, y de ahí se desarrollen nuevos negocios. Si nuestros afiliados necesitan algún tipo de intermediación ante las Embajadas, la Cámara lo hace por ellos, pues tenemos muy estrecha relación con la Embajada de China en Colombia y la de nuestro país en Asia y con ambos gobiernos, y ese es el principal objetivo en relación con los intereses del grupo de afiliados.

Adicionalmente a las personas que no son afiliadas a la Cámara se les ofrece información de cómo hacer negocios con China; se les asesora con temas de inversión; si hay empresas chinas que están llegando al país y quieren buscar contactos a nivel nacional, nosotros tenemos una red de contactos bastante amplia de diferentes gremios y asociaciones que de alguna manera sirven de conectores a las empresas chinas que están llegando al país, adicionalmente tenemos más de 12 firmas asociadas a la Cámara que pueden ayudar en todo lo que tiene que ver con asesoría legal que vayan necesitando las empresas que van llegando. Por el lado colombiano ayudamos a las empresas que quieran hacer negocios con China, y esto lo hacemos a través de nuestro afiliados, a través de servicios como trading, de búsqueda de proveedores , así como hay algunas empresas que apoyan la parte de exportaciones.

 

HC: ¿Cómo definiría el estado actual de las relaciones comerciales entre Colombia y China?

DSG: Creo que en este momento, y desde hace 10 años, estamos muy bien: desde eso ha habido un incremento sustancial a las importaciones, que desde el 2000 han crecido 18 veces, las exportaciones han crecido 7 veces y el comercio en general ha crecido 11 veces. Incluso las exportaciones se han ampliado puesto que la demanda china en petróleo, en productos mineros y en chatarra ha ido en aumento y también porque el interés de esos sectores hacia China ha empezado a crecer.

commodities

En general las relaciones con China son muy positivas, incluso a pesar de la disminución del crecimiento del PIB de china, que no crece con la misma rapidez con la que crecía hace unos años de dos dígitos, pero aún sigue siendo un crecimiento bastante importante, y eso no ha afectado de ninguna manera las importaciones ni las exportaciones por el momento. Tal vez los retos en la parte comercial que existen tanto en importaciones como en exportaciones es que, en la parte de importaciones, han salido varias medidas antidumping en el último año para defender productos colombianos y de alguna manera restringiendo la entrada de productos chinos al país, lo cual es entendible; pero la parte de compra de productos chinos es una realidad mundial y vetar eso es negarnos a una realidad mundial.

Los productos chinos están empezando a inundar los mercado internacionales y también está empezando a mejorar la calidad y están empezando a competir con marcas que de pronto no se pensaba que no era viable: por ejemplo, en el tema de automóviles se ve con más fuerza la incursión de marcas chinas; si bien antes se tenía el mito que lo chino era de mala calidad, eso depende, pues hay calidades de todos los niveles y eso resulta de cuanto estés dispuesto a pagar. Pero definitivamente creo que la tecnología china va avanzando y eso se verá en el futuro; por su parte, las importaciones eso tiene a cambiar en el largo plazo, mientras que se solucionan esos problemas de políticas proteccionistas en Colombia.

 

HC: ¿Cuáles son las principales barreras para la entrada de los emprendedores chinos al mercado chino?

DSG: La relación con Colombia y China apenas está en una fase de inicio, pues apenas estamos comenzando a abrirnos hacia el Asia. Por ejemplo, hasta ahora estamos empezando a ver políticas importantes como la Alianza del Pacifico, que integran mercados de países estratégicamente posicionados en torno al Asia Pacífico.

alianza-pacifico-300x287

Sin embargo, uno de los retos más grandes es empezar a estrechar un poco el gap cultural que existe entre los dos países. China por su parte desconoce en gran medida lo que es Colombia –pues, comparado con el resto del mundo, es muy pequeño- y a la vez Colombia desconoce sobre lo que es China, sobre la forma de hacer negocios con los chinos, como son sus códigos de cultura y etiqueta que para nosotros pueden pasar a un segundo plano y que para los chinos son absolutamente importantes a la hora de cerrar un negocio. Entonces creo que ese tipo de diferencias culturales ha hecho que a veces la relación no sea tan cercana como podría llegar a serlo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Colombia ha estado más enfocado en la relación con el norte, con Estados Unidos y con Europa, y eso ha hecho que haya unas limitaciones de una visión global de los empresarios. Yo creo que la principal causa de que no haya tanto emprendedores dirigidos a Asia se debe al desconocimiento de las oportunidades que esto conlleva; y la gente que tiene un mediano conocimiento sobre China le genera un poco de temor por la barrera del idioma, la barrera cultural, hasta las costumbres en la mesa, la cultura y la etiqueta –todo esto impide que haya un entendimiento mas fluido.

 

HC: ¿Qué les interesa a los chinos sobre Colombia?

DSG: En cuanto a la inversión, están empezando a mirar muchos proyectos de infraestructura, dado el atraso que hay en Colombia en esta materia, y ya hay una presencia de empresas en toda la parte minero-energética. Sin embargo, hay muchos obstáculos en relación con la entrada de empresas chinas, pues muchas no están acostumbradas a los procesos de licitaciones, ni a competir con otras empresas para ganarse un proyecto como tal, pues en China lo adjudican mucho más fácil y mucho más directo. Es necesario limar esos obstáculos para atraer una mayor inversión, en el que efectivamente se llevan a cabo los proyectos y que ojalá sean empresas chinas las que terminen llevando a cabo esos proyectos de infraestructura.

commodities-bg

También hay un interés de las empresas chinas en invertir en agroindustria, con el fin de cubrir el tema de seguridad alimentaria, en el que Latinoamérica es un socio estratégico, para lo cual se busca generar una cooperación efectiva para incentivar a la región. En la parte comercial, les interesa comprar petróleo, carbón, café, madera, mariscos, pero estos son productos que verdaderamente no le aportan ningún valor agregado a nuestra oferta exportable hacia China; por esto, la idea es generar un valor agregado más grande. Por su parte, Colombia demanda manufacturas, maquinaria, productos electrónicos, que es lo que principalmente se importa desde China. Tanto en exportación como en importación, esto representa un valor aproximado de US$ 10.000.

 

HC: ¿Qué oportunidades comerciales han identificado para los exportadores colombianos en China?

DSG: Se han señalado diferentes productos que están identificados en la transformación productiva: obviamente está el café, la agroindustria, la carne, los productos de confitería, chocolates y licores; estos son los productos que hemos pensado que pueden tener un alto potencial en China. Por su parte, el tema agrícola a veces se ve un poco frenado por lo protocolos fitosanitarios que exige China, y que como Colombia todavía no tiene un TLC con China, estos protocolos se pueden ver frustrados. Lo que hemos empezado a trabajar desde la Cámara es darle un valor agregado a esos productos no procesados para que no se restrinjan cuando lleguen a China. Sin embargo, todavía el mercado chino representa una amenaza para algunos exportadores y empresarios colombianos y por eso a veces falta voluntad del empresariado para exportar a China.

coffee-chocolate_00379544

Creo que de los productos que se han empezado a exportar es el café, pues el consumo chino ha empezado a cambiar y adoptar el café como costumbre y eso ha hecho que muchas empresas empiecen a enviarlo, pero eso es en una medida muy pequeña y todavía somos muy tímidos en esa exportación que podría ser mucho mayor. En el tema de confitería hay un potencial enorme, sin embargo, como todo, se debe adaptar un poco el producto al consumo chino; no hay que pensar que se llega a China con el producto como se tiene diseñado en Colombia, pues en China las costumbres de consumo son totalmente diferentes, pero eso no significa que no sea un mercado potencial.

Con respecto a la parte de licores, tenemos conocimiento que hay empresas colombianas que están empezando a abrir mercados en Asia; de hecho, ya hay unas que están exportando aguardiente y ron a china. Estos son algunos de los ejemplos de éxito que conocemos en torno al tema de exportación. Sin embargo, todavía hay mucho por hacer; creo que el trabajo de la Cámara va encaminado a disminuir algunos de esos mitos que existen en relación con China, a empezar a alertar al empresariado para que empiecen a abrir la mente y visualicen a China como una oportunidad en vez de una amenaza o como un temor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here