Desarrollo y Análisis del Comercio Chino 中拉贸易的发展和启示

0
383
Por: Liu Xiao (Daniel)

El origen del Comercio Chino-Latinoamericano (Chino-AL) se remonta al Comercio del Gran Galeón de hace más de 400 años. Desde 1579 (séptimo año del reinado Wanli de la dinastía Ming), el rey de España Felipe II permitió que los comerciantes de Nueva España y Perú hicieran negocios con China a través del Océano Pacífico. Los galeones salían de Acapulco hacia el oeste, tomando Luzón como parada y llegaban a Yuegang, ciudad Zhangzhou de la provincia Fujian, en total tardaban 9 meses.

Desde entonces, gran cantidad de seda, porcelana y té empezó a exportase a México y a otros destinos de América Latina y a España. Al mismo tiempo, los productos agrícolas del continente americano, como la patata y el maíz, se importaron a China. Esta Ruta Marítima de Seda abrió el telón del comercio chino-latinoamericano y lo llevó a su esplendor.

Después de entrar en el siglo XXI, a medida que la economía china se desarrolla y el proceso de la globalización se profundiza, el comercio entre China y América Latina también se expande impresionantemente. Hoy en día, China es la segunda economía mundial, el primer productor de mercancías, el primer importador de materia prima y el primer exportador de productos manufacturados. Tras la crisis financiera, la economía de los países latinoamericanos se recuperó y se desarrolló rápidamente. Según las estadísticas, el PIB de Brasil de 2010 aumentó 7,7%, situándose por encima de Francia y Gran Bretaña, y convirtiéndose así en la séptima economía mundial; en la zona de Cono Sur, los crecimientos económicos de Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile alcanzaron respectivamente el 9,7%, 9%, 8,4% y 5,2%; en el norte, el PIB de México también marcó un récord durante los diez últimos años, se incrementó 5.5%.

Durante la década 2000-2010, el volumen comercial entre China y América Latina se ha multiplicado por 11, alcanzando los US$183.000 millones el año pasado, y China ya es el segundo socio comercial de América Latina, solo tras Estados Unidos. Cuando el presidente Hu Jintao visitó por primera vez la región en 2004, pronosticó que el comercio bilateral alcanzaría los 100.000 millones de dólares en 2010, no obstante, esta meta fue superada, en el año 2007. Lo que aumentó rápidamente no fue solo el volumen comercial, sino también el monto de inversión directa. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicó un informe en el que se indica que la Inversión Directa Extranjera de China en América Latina se incrementó a gran velocidad, superó los 15.000 millones de dólares. Durante 1990 y 2009 esta cifra se multiplicó por lo menos dos puntos porcentuales. Al mismo tiempo, el ritmo de crecimiento se aceleró. Este año la IDE proveniente de China alcanzó los 22.700 millones de dólares. Hoy en día, China es el tercer inversor de América Latina, solo por debajo de EE.UU. y Holanda.

Todos estos logros económicos están estrechamente relacionados con el entendimiento mutuo y la cooperación política entre ambas partes. En América Latina hay 33 países y 12 territorios no independientes. Entre ellos, 21 países tienen relaciones diplomáticas con China. En 2008, el gobierno chino publicó por primera vez un documento de política para esta región, la Política China para América Latina y el Caribe, donde se subraya que las relaciones chino-latinoamericanas entraron en la nueva etapa de Relaciones de Socios de Cooperación Integral. Por otro lado, China ha firmado sucesivamente Tratados de Libre Comercio con Chile, Perú y Costa Rica. Los dos primeros ya están en marcha y funcionan bien. Con respecto a las cooperaciones internacionales y regionales, China, México, Perú y Chile son países miembros de APEC y en el Grupo G20 también participan China, México, Argentina y Brasil para tomar decisiones económicas mundiales. Actualmente, China es el primer socio comercial de Brasil y Chile, y el segundo socio económico de México, Argentina, Costa Rica y Cuba.

Hasta aquí, ya hemos echado un vistazo al desarrollo del comercio sino-AL a través del volumen comercial, el monto de inversión directa, las políticas económicas y las cooperaciones regionales. Como destacó el jefe del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, en la Quinta Cumbre Empresarial China-AL el año pasado en Chengdu, la década pasada fue la década de despegue del comercio Chino-AL, y la siguiente década será la década en la que China y los países latinoamericanos encabezarán la recuperación económica mundial, será la década dorada del comercio Chino-AL.

Primero, mercado complementario = ganar-ganar

En 2001, el primer economista de Goldman Sachs, Jim O´Neill, mencionó por primera vez el concepto de BRIC, que incluye a las economías emergentes de China, Brasil, Rusia y la India. El año pasado, antes de la Navidad, China invitó a Sudáfrica para participar. Pero entre estos cuatro países, China y Brasil son los verdaderos protagonistas. En la realidad, Brasil es el país más beneficiado por el desarrollo de China porque los mercados de ambos países son altamente complementarios. China necesita las materias primas para satisfacer la necesidad cada vez más elevada de apartamentos y alimentos, y en Brasil éstas abundan. Brasil necesita los depósitos extranjeros para inversión doméstica, y China los tiene. El resultado es que durante estos diez años el comercio entre China y Brasil se multiplicó por 19; cada año alcanza los 50.000 millones de dólares.

Volteemos nuestra vista a la segunda potencia latinoamericana: México, y a su ciudad más rica, Monterrey, donde se pueden encontrar productos chinos por todas partes, ya sea en los centros comerciales lujosos como la Plaza Fiesta San Agustín o en las tiendas chiquitas de la Independencia: los cubiertos en la mesa, las lámparas en la sala, los artículos en el escritorio, los juguetes en manos de los niños e incluso las barras de labio y los esmaltes de uñas para las mujeres. Los mexicanos siempre dicen riendo que China produce más sombreros mexicanos que su propio país.

Una vez hablé con el dueño de una tienda que me dijo: “Los productos chinos son mucho más baratos; si los producen las fábricas locales, el precio será dos o tres veces más caro, pero debe ser baratos, porque si no, mucha gente no tendrá acceso”.

En China, casi todos los bares venden Corona (marca de cerveza) y tequila (licor tradicional mexicano), a veces también se puede encontrar el simpático oso de Bimbo en los supermercados, y los restaurantes con tacos y quesadillas tienen cada vez mejor acogida.

Si ponemos las ventajas de China y América Latina en una tabla, se podrá ver lo siguiente:

Segundo, mercado amistoso = comercio libre

En 2005, presumiblemente por las intervenciones del círculo político de Estados Unidos, Cnooc fracasó en el negocio de comprar Unocal. El manufacturero de software y los equipos de telecomunicaciones Huawei también fracasó en dos compras en Estados Unidos. Aunque ofrecían el precio más alto, quizás los vendedores temían que la supervisión y los procesos de aprobación tardaran y, por ello, llegaran a perder la venta. El Bright Food de Shanghái también ofrecía el precio más alto por lo menos en tres compras pero también perdió: el año pasado Bright Food anunció que se retiraba de la negociación con United Biscuits y el vendedor de vitaminas GNC. El mes pasado, esta empresa perdió otra vez en la compra de 50% acciones de Yoplait a General Mills.

No obstante, en el mercado de América Latina las empresas chinas son bienvenidas. Durante el decenio pasado, un gran número de empresas chinas hicieron negocios o participaron en la construcción de infraestructuras, a saber (todos por sus siglas en inglés): Guodian, Citic Guoan, Sinopec, Cnooc, China Railway, Cetc, Cofco, Chinatex, Sinochem, Chalco, Cosco, ZTE, Huawei, FAW, Minmetals, Shougang, Wugang, Gezhouba, Yuntianhua, Chery, Jincheng, Lenovo, Midea, etc. Desde el año pasado hasta ahora, Wugang compró el derecho de explotar 600 millones de toneladas de hierro por 400 millones de dólares en Brasil; Guodian compró siete empresas brasileñas por 989 millones de dólares; Cnooc compró el 50% de las acciones de la empresa argentina Bridas; Sinochem invirtió 3.100 millones de dólares al petróleo marítimo de Brasil; en el primer semestre, Foxcoon anunció que invertía en Brasil 12.000 millones de dólares para construir una fábrica de iPad. Sobre las empresas latinoamericanas en China, el avión ERJ, las sandalias Havanianas, el pan Bimbo, la cerveza Corona, el tequila y los vinos tintos de Chile y Argentina son todos precursores de las empresas latinoamericanas en China.

En comparación con las empresas europeas o estadounidenses, quizás las empresas chinas tengan especial acogida en América Latina porque todos somos países en desarrollo y no tenemos el problema de la colonización en la historia. Actualmente, muchos gobiernos de los países latinoamericanos son de izquierda o de centro-izquierda. No solo nos apoyamos y confiamos en la comunidad internacional, sino que también en los ámbitos de la economía y la cultura disfrutamos de un período de Luna de Miel. El presidente Hugo Chávez regaló en una cumbre de países latinoamericanos a Obama un libro, titulado Las Venas Abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano, su intención era hacerle ver que no quería que los norteamericanos trataran a América Latina como su jardín trasero.

A medida que el comercio se desarrolla, también surgen muchos problemas. Por ejemplo, algunas empresas no pueden acostumbrarse y aparecen frecuentes fricciones comerciales. Nos podemos inspirar a través de los siguientes dos casos que demuestran que, primero, las empresas chinas deben pensar a largo plazo y encargarse de la responsabilidad social y, segundo, deben evitar los riesgos y mejorar la estructura comercial.

PRIMERO, LAS EMPRESAS CHINAS DEBEN PENSAR A LARGO PLAZO: ENCARGARSE DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL

El periódico mexicano El Economista publicó un artículo, sobre una empresa estatal china que opera en Perú. Este proyecto era de Estados Unidos, funcionaba muy bien y ofrecía gran bienestar a sus obreros pero en un golpe de Estado fue expropiado por el gobierno militar. La situación se volvió cada vez peor debido a la mala administración, hasta que más tarde fue vendido a una empresa estatal china. Al principio los mineros peruanos estaban muy emocionados porque creían que en las empresas chinas la clase obrera era la dueña del negocio. Desafortunadamente, esta empresa sufrió escasez de fondos y, aunque pudo cumplir los compromisos de inversión y construcción de infraestructura, el líder del sindicato dijo: “En el pueblo donde vivimos, solo se suministra agua por cuatro horas, todavía tenemos un hospital y una escuela que datan de la década de los 60 y unos equipamientos que dejó la empresa estadounidense predecesora. Nuestro salario es más bajo que el nivel promedio del país”. El resultado fue que el proyecto se enfrentó a un proceso de huelgas y la producción se vio gravemente afectada.

Con este caso se llega a la conclusión de que cuando las empresas chinas invierten en una zona subdesarrollada deben pensar en el desarrollo a largo plazo, no pueden lograrse beneficios a corto plazo. Un dicho chino dice: “El agua puede soportar un barco, pero también lo puede hundir”. Si la empresa presta suficiente atención a mejorar las condiciones de vida en la localidad e incluso participa en acciones de desarrollo, esto último del dicho no pasará. Esto es especialmente importante en el caso de las empresas estatales, porque no solamente representan una empresa sino también la imagen de un país.

Antes de invertir en un proyecto debemos conocer su historia. Podemos aprender de las empresas estadounidenses en muchos aspectos porque, sin duda alguna, conocen América Latina mejor que nosotros.

SEGUNDO, LAS EMPRESAS CHINAS DEBEN EVITAR LOS RIESGOS, MEJORAR LA ESTRUCTURA COMERCIAL

Hace unos meses, el Ministerio de Industria de Argentina dictó una resolución según la cual desde el 5 de mayo se aplican derechos antidumping del 138%, por cinco años, a la importación de calefactores de uso doméstico procedentes de China. Como consecuencia, muchos calefactores chinos perdieron ventaja en el mercado y se vieron obligados a retirarse. Según las estadísticas, en el año 2008, 35 empresas de calefactores en la Ciudad de Ningbo exportaron un total de US$ 22.5 millones, mientras que, en el año 2010, esta cifra se redujo a US$ 10.5 millones con solo 26 empresas. Este año, durante los primeros cuatro meses, la exportación alcanzó US$ 5.57 millones, un poco mejor que el año pasado.

Según los expertos, como China y América Latina están en semejante etapa de desarrollo tienen una estructura comercial e industrial parecida, por eso, frecuentemente tienen lugar fricciones comerciales.

Los derechos anti-dumping contra mercancías chinas de algunos países oscilan entre el 100 y el 600%, por lo tanto, debemos prestar adecuada atención para evitar pérdidas. Las fricciones se concentran en los textiles, la ropa, los zapatos, los juguetes, etc. Los países latinoamericanos también quieren proteger sus industrias intensivas y eso lo podemos entender. Entonces, debemos incrementar la exportación de los equipos eléctricos y electrónicos de alta tecnología, y reducir la exportación de estos productos sensibles, para de este modo diversificar el comercio.

Los países latinoamericanos exportan principalmente recursos naturales y mercancías pero quieren colaborar con la industria manufacturera de China. La visita de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a China también reveló este deseo. Además de las industrias tradicionales, podemos cooperar en la industria de servicios, como por ejemplo en la de turismo. La Administración de Turismo de Buenos Aires ya tiene instalada una sucursal en Beijing, con el objetivo de atraer a turistas chinos al país del Cono Sur.


刘晓 Daniel
 

中拉贸易的源头或许要追溯到四百多年前的“大帆船贸易”,从1579年(明万历七年)起,西班牙国王菲利普二世1允许其在新西班牙总督区和秘鲁总督区的商人从事横渡太平洋的贸易。满载货物的西班牙大帆船从墨西哥的阿卡普尔科西航,以吕宋2为落脚地,最终到达福建漳州月港,单程就要花上九个月。从而,大量的丝绸、瓷器、茶叶经由这条新的海上通道运向墨西哥,后又转运到南美各地和西班牙;同时,美洲的重要农作物如番薯、玉米等也经吕宋传入中国。正是这条跨太平洋的海上丝绸之路,为中拉贸易掀开了历史的第一幕,并由此走向辉煌。

进入二十一世纪以来,随着中国经济的发展和中国参与世界经济一体化程度的不断加深,中国与拉丁美洲的贸易也在不断扩展。目前,中国已经是世界第二大经济体、第一大商品生产国、第一大原料进口国和第一大工业品出口国。经济危机后,拉美地区多国经济也很快复苏并快速发展,数据显示,GDP增速超过法国、英国跃居世界第七的巴西,2010年GDP增长7.7%,南锥地区3的巴拉圭、乌拉圭、阿根廷和智利四国的GDP增速分别达到9.7%、9%、8.4%和5.2%,地处北美的墨西哥2010年GDP也增长了5.5%,创过去10年来最高年度经济增速。

从2000年到2010年的十年间,中国与拉丁美洲国家间贸易额翻了10番,去年达到1830亿美元,成为拉丁美洲第二大贸易伙伴,仅次于美国。2004年,胡锦涛总书记首次访问拉丁美洲时,曾预计到2010为止,双边贸易额能够达到1000亿美元,但这一目标早在2007年就已经提前实现了4。除了贸易额上的飞速增长,投资额上也是节节攀升。上周,联合国拉丁美洲暨加勒比海经济委员会(ECLAC)就发布了一份报告,报告指出:“2010年中国在拉丁美洲的直接投资额大幅上升,超过150亿美元,比1990年至2009年的20年间增加了一倍多;且投资速度还在不断加快,今年到目前为止投资额已高达227亿美元”。目前,中国已经成为拉丁美洲第三大投资国,仅次于美国和荷兰5。

这些经济上的成就,都离不开中拉双边政治上的互信与合作。拉丁美洲有33个独立国家和12个为独立地区,其中与我国建交的有21个国家。2008年中国政府发表的《中国对拉丁美洲和加勒比政策文件》是中国第一次制定的对该地区的政策文件,标志着中拉关系进入了“全面合作伙伴关系”的新阶段。此外,中国还先后和智利、秘鲁和哥斯达黎加签署了《自由贸易协定》,目前和智利、秘鲁的自由贸易协定已经开始实施,且实施状况良好。在区域合作方面,中国、墨西哥、秘鲁和智利都是亚太经合组织成员;在20国集团峰会上,中国、墨西哥、阿根廷和巴西也共同参与国际金融决策。现在,中国已是巴西、智利的第一大贸易伙伴,并成为墨西哥、阿根廷、哥斯达黎加和古巴的第二大贸易伙伴。

以上,我们主要从贸易额、投资额、经济政策与交流合作的角度纵观了近十年来中国-拉丁美洲贸易的发展,正如美洲开发银行行长莫雷诺去年在成都参加“第四届中国拉美企业家高峰会”时所说,过去十年是中拉贸易“飞跃发展的十年”,而未来的十年,将是“中国和拉丁美洲共同引领全球经济复苏的十年”,也必将是中拉贸易的黄金十年。

原因之一:中拉市场互补双赢

2001年,高盛(Goldman Sachs)首席经济学家吉姆·奥尼尔(Jim O’Neill)首次提出了“金砖四国”的概念,将中国、巴西、俄罗斯和印度四个主要新兴经济体6纳入其中,在去年圣诞夜前,中国又邀请南非加入。然而在这四国中,真正唱主角的是中国和作为拉美第一经济体的巴西。但事实上,巴西很可能是从中国的崛起中获益最多的国家,这正是由于两国市场的高度互补造成的。中国需要大宗商品,以便为国民提供住房和食品;而巴西拥有充足的大宗商品。巴西需要外国储蓄为其国内投资提供资金;而中国在这方面颇有盈余。其结果是,过去10年来,中巴双边贸易增加18倍,达到每年逾500亿美元。

我们再将视线转到拉美第二大经济体墨西哥,在墨西哥最富裕的城市蒙特雷,不管是奢华的购物中心还是贫民区的小商店,几乎到处都能买到中国商品。从饭桌上的餐具,到照明和装饰用的灯具,从小孩子手中的玩具,到课堂上用的文具,甚至连女士用的口红和指甲油都是中国制造。墨西哥人经常开玩笑说,中国生产的墨西哥宽边帽比墨西哥本国生产的还要多。我有一次和寓所附近的店主闲聊,他说,“中国的商品要便宜很多,如果当地生产的话成本就要翻两三倍”,“中国商品必须这么便宜,否则很多人就买不起”。而在中国,几乎任何一家酒吧都能找到墨西哥的科罗娜和龙舌兰,在超市面包类的货架上不经意间会发现可爱的宾堡小熊,而经营墨西哥鸡肉卷和塔可的餐厅在中国也越来越受到欢迎。

如果列出中拉双方各自的优势和特点做一比较,那就更加一目了然了。

原因之二:中拉市场自由开放

2005年,中海油竞购美国石油集团优尼科(Unocal)的交易,就因美国政界的强烈反对而受阻,并最终夭折。中国软件和电信设备制造商华为(Huawei)也在两宗美国并购交易中黯然落败,尽管出价是最高,但卖家担心受到安全审查以及审批程序可能延误甚至断送交易,华为最终决定放弃在美国价值200万美元的专利交易7。上海光明食品也在至少3宗收购交易中都是领先竞价者,但一宗都没有获得成功。该集团去年退出了收购英国联合饼干(United Biscuits)和美国维他命零售商GNC的谈判。上个月,该公司在收购法国酸奶生产商Yoplait 50%股权的交易中输给了通用磨坊公司(General Mills)。

与之形成鲜明对比的是中国企业在拉美市场的广受欢迎,近十年来,一大批中国企业纷纷在拉美市场进行贸易投资和建设项目,其中包括国电、国安、中石油、中海油、中铁、中电、中粮、中纺、中化、中铝、中远、中兴、华为、一汽、五矿、首钢、武钢、葛洲坝、云天化、奇瑞汽车、金城摩托、联想电脑、美的电器等。过去一年半以来,武钢出资4亿美元获得巴西6亿吨权益矿产资源、国家电网公司以9.89亿美元收购巴西7家输电公司、中海油以70亿美元收购阿根廷Bridas 50%的股份、中化集团以31亿美元入股巴西油田资产8,就在上月,台资企业富士康又宣布将在巴西投资120亿美元建设平板电脑生产基地。拉美企业对华投资方面,中国消费者熟知的巴西产ERJ支线飞机9和哈瓦那人字拖,墨西哥宾堡面包、科罗娜啤酒和龙舌兰酒,智利和阿根廷的葡萄酒也都已经成为拉美企业成功进军中国市场的先行者。

比起欧美企业,中国企业在拉美市场似乎更受欢迎,因为都是发展中国家,而且也没有殖民的包袱。而且目前拉美有很多国家是左派或中左的政党在执政,这使中国与拉美不仅在政治上相互支持成为相互信赖的好朋友,在经济和文化上也进入了一段“蜜月期”。委内瑞拉总统查韦斯曾在一次美洲国家峰会上赠送给美国总统奥巴马一本书,题为《拉丁美洲开裂的血管——被掠夺五个世纪的大洲》,这位反美先锋赠书的用意十分明显,就是为了试图影响其拉美政策,不要再把拉美当做自己的后院。

然而,随着中拉贸易规模的不断扩大,也随之出现了一些问题,比如一些企业水土不服,贸易摩擦频频发生。我想,从以下两个案例中,我们可以得到一些启示。

启示之一:中国企业应当立足长远 肩负社会责任

墨西哥《经济学家》报刊载过一篇文章,是关于某国企在秘鲁的矿业项目。该项目最早是一家美国企业经营,效益很好,对职工给予的福利条件也相当高,后来在一次军事政变后被当时的政府收归国有,由于经营不善逐渐走向衰弱,最后又被中国某国企并购。一开始,秘鲁矿工为之欢呼雀跃,期待企业能够振兴,因为工人阶级当家做主的中国企业要来了。可不幸的是,这家国企遭到了资金短缺,没能兑现当初许下的投资和基础设施建设承诺,“在矿工居住的集镇,供水一天只能维持四个小时,当地的医院和学校还是上世纪六十年代那家美国企业留下的。我们的工资比全国平均水平还要低”,结果导致该项目深陷罢工的泥淖,生产受到严重影响,从而恶性循环。

中国企业在投资一些欠发达地区时,应当立足长远,切不可急功近利,“水能载舟,亦能覆舟”,如果能够注意到改善当地民生、甚至做一些慈善事业,这种情况是不会发生的。特别是国企,代表的不只是企业,而且是国家的形象。在投资前,我们也应当充分了解企业的历史,在很多方面我们可以多向美国企业借鉴和学习,毕竟他们对于拉美比我们了解的多得多10。

启示之二:中国企业应当规避风险 优化贸易结构

日前阿根廷工业部作出裁定,从5月5日起正式对中国产的电加热器征收税率高达138.26%的反倾销税,时间为期5年之久。出口阿根廷的电加热器(出口额2200多万美元)竞争力将明显下降,或者被迫退出阿根廷市场。据统计,2008年宁波出口到阿根廷的电加热器价值为2250.7万美元,生产企业有35家。至2010年已猛跌至1054.1万美元,生产企业仅剩26家。今年前4个月,宁波地区共出口阿根廷电加热器557.0万美元,略高于去年同期。

专家分析,由于中国和拉美国家的发展阶段具有相似性,同时贸易结构和产业结构也颇为相似,因此中拉贸易近年也频频产生摩擦。有些国家征收的反倾销税甚至达到100%到600%,因此中国企业必须提高警惕,避免不必要的损失。这些摩擦案例多集中在中国输出的纺织、服装、鞋类、玩具等产品。拉美国家都希望力保本国的这类劳动密集型传统产业。因此,中国企业应增加技术含量较高的机电产品出口,相对减少上述敏感产品的输出,促进贸易多样化。拉美国家出口中国的大多是自然资源和大宗商品,因此,普遍希望和中国的制造企业加强合作,这次巴西总统访华也传递出这一信息。除了商品贸易,旅游业也是一个潜在的市场,比如阿根廷布宜诺斯艾里斯市旅游局就专门在北京设立了办事处,吸引中国人去那里旅游。

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here